Nuestros anfitriones favoritos

Si estás pensando en visitar el Penedés, aquí te dejamos los enlaces de los alojamientos con los que trabajamos y los cuales nos han cedido un espacio para poder realizar la actividad en la misma casa rural ¡seguro que no os defraudarán!

Masia Puig Adoll

Masía Puig-Adoll, es una antigua masía catalana del Siglo XIV situada en un lugar privilegiado, entre el Baix Penedès y el Alt Camp, en las faldas de la sierra del Montmell, en un entorno virgen, la masía se encuentra de alto de una pequeña montaña donde se ve el mar los días de cielo claro, rodeada de viñas de cultivo ecológico formando parte de la finca; bosques y caminos limpios y cuidados como un pequeño jardín.En la masía nos dedicamos al cultivo mayoritario de la viña, y secundario de olivo, en toda la finca se practica la agricultura ecológica, y los bosques están dentro de la gestión forestal sostenible.

La Casa de les Cireres

La masía se encuentra enclavada en un maravilloso valle, rodeada de viñedos y verdes montañas. Si buscáis tranquilidad y disfrutar de la naturaleza, sin duda somos la elección perfecta. El valle en el que está situada la masía es un precioso rincón de la geografía catalana rodeado por montañas de hasta 850 metros de altura. Disfrutaréis del campo en su estado más puro. La ruta que lleva hasta la Casa de les Cireres es un camino envuelto por campos de viñedos con denominación de origen Penedès haciendo de la travesía un camino inolvidablemente romántico para sus transeúntes. De forma singular y despuntando bellamente entre el cultivo de uva, se halla el increíble campo de cerezos con más de 600 árboles a lo largo de las 5 hectáreas de terreno situado a los pies del monte donde está ubicada la masía.

Mucho más que apicultura

El entorno natural nos inundará con sus aromas y sensaciones en todas las épocas del año. Podremos divisar el Montmell justo enfrente de nuestros colmenares y por qué no ¡animarnos a subirlo! Durante el otoño podremos disfrutar de la recogida de setas o plantas aromáticas como el romero que puebla estos montes y es manjar para nuestras queridas abejas. En invierno podremos disfrutar de uno de los productos estrella de la cocina “Tarragonina” como son los Calçots. Y en primavera y verano darnos un buen baño en cualquiera de las playas de la Costa Dorada o visitar Port Aventura. Por supuesto no podemos pasar por alto la diversidad del patrimonio histórico y cultural de poblaciones como Vilafranca del Penedés o de los monasterios de La Ruta Del Císter.

Más información en Turismo Penedés